La Infrahumanización (1). El Perro

Era una tarde gris y esperaba el autobús en una de esas grandes vías que no son mas que una autopista que pasa por medio de la ciudad.

Un perro vagabundo trataba de cruzar la avenida llena de coches circulando a toda velocidad. Traté de impedírselo con gestos y gritos, pero no me hacía caso. Busqué una piedra, algo para tirárselo y espantarlo fuera de ese sitio peligroso, pero no encontré nada. Nada que tirarle. Lo único que podía lanzar era una moneda. No había piedras, ni ramas, ni cosas sueltas. Todo era asfalto, cristal y hormigón aferrado, inamovible. Mis pies no pisaban tierra. Yo no podía manipular nada, nada que no fuera conforme al uso establecido.

Anuncios

~ por Kiko en 4 Feb 08.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s