El descontento

el descontento

Como mercancía de una sociedad esclavista el proletario se sacrifica tanto a sí mismo como a su prole.  La misma ideología que le sirve de excusa para someterse tranquilamente le obliga a formar a sus niños para que sean de provecho.

A veces los esclavos se revelan contra su yugo y hacen lo que pueden para ejercer su dignidad. Desarraigados, formados para la sumisión, buscan senderos ocultos por el olvido o terjiversados por los vencedores. Para ellos los amos toleraron unos rituales que conducen al gueto, al redil de la contestación.

A veces –normalmente para aumentar la productividad o la sumisión- los amos asustan a los esclavos con la ruina total, con el caos, con la incertidumbre, rompiendo el pacto implícito cuyas condiciones pone y cambia a su antojo el vencedor. Y los esclavos angustiados hacen procesiones rogando a sus amos un lugar en el que caerse muertos.

Los rebeldes y los sumisos coinciden en los mismos espacios y se confunden: la cabalgata del descontento, la procesión de la angustia. Entonces los señores muestran un atisbo de orden, de estabilidad, un mínimo espacio de subsistencia, que por precario que sea, por indigno, es abrazado por el sumiso con renovada fe. Es entonces cuando parece que la rebelión ha fracasado.

Así es como los amos utilizan el descontento para crear angustia y espectación en los sumisos y decepción y cinismo en en los rebeldes. Los une para separarlos y los separa para unirlos en la desesperanza.  Es una trampa del discurso de la masa adscrita. Las revoluciones por adscripción o son falsas o sirven a una nueva élite. Por eso el pensamiento de masa, que prioriza la cantidad, no debe imperar en la percepción del éxito o el fracaso de un movimiento social. Eso no significa que la revolución no pueda ocurrir, incluso sería injusto sentenciar que de un movimiento unido por el descontento no pueda surgir un cambio social, una idea que cale y cuya práctica suponga una liberación. Pero una revolución no ocurre en abstracto, sin sustancia.

Anuncios

~ por Kiko en 10 May 12.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s